Noticias

La Placa Cityline en el recién inaugurado Museu del Disseny de Barcelona.

7 de Janeiro de 2015

Tras 23 años de gestación, el pasado mes de diciembre se inauguró el Museu del Disseny de Barcelona, un espacio que contiene un vasto patrimonio —más de 70.000 objetos— producto de la integración de las colecciones del museo de las artes decorativas, de la cerámica, del textil y la indumentaria y el gabinete de artes gráficas.

 

Tras 23 años de gestación, el pasado mes de diciembre se inauguró el Museu del Disseny de Barcelona, un espacio que contiene un vasto patrimonio —más de 70.000 objetos— producto de la integración de las colecciones del museo de las artes decorativas, de la cerámica, del textil y la indumentaria y el gabinete de artes gráficas.

El Museu alberga diferentes exposiciones. En la llamada “ Del mundo al museo. Diseño de producto, patrimonio cultural” , se muestran 2.000 obras de la colección de diseño industrial, desde 1930 hasta la actualidad, y pretende explicar el motivo y de qué manera estos objetos de la vida diaria se han convertido en patrimonio cultural. Entre esta selección de piezas, se encuentra la PLACA CITYLINE CLASSIC de FERMAX, una placa de calle que ha sido el estandarte de diseño de la compañía. Su arquitectura original y vanguardista, han hecho de esta placa de portero electrónico y videoportero de perfil curvo, un símbolo genuinamente urbanístico, presente en las calles de todo el mundo.

 


Placa Cityline Classic
Cityline Classic, creada en 1992 por Ramón Benedito Graells -Premio Nacional de Diseño Industrial 1992- revolucionó el mercado al ser la primera placa del mercado que utilizara un perfil de aluminio curvo-convexo. Sus características la situaron como el portero electrónico más alto de gama del catálogo de FERMAX. Sinónimo de lujo y calidad. En el año 1991 recibió el Premio Valencia Innovación al Diseño Industrial otorgado por el IMPIVA.