Control de accesos

Realiza la identificación con códigos PIN.

Un control de accesos autónomo muy competitivo porque no utiliza elementos identificadores externos.

El usuario introduce su código numérico personal y, si está dado de alta en el sistema, se le permite el acceso; en caso contrario, es rechazado.

El administrador del sistema puede dar de alta y de baja los distintos códigos asociados a cada usuario tantas veces lo desee.

Cómodo y seguro: el acceso se controla mediante una tarjeta de proximidad.

Cada usuario cuenta con una tarjeta o un llavero que, al aproximarse al lector, permite o deniega el acceso.

La lectura se realiza a varios centímetros de distancia transmitiendo datos por radiofrecuencia, lo que permite utilizar la tarjeta incluso sin sacarla de un bolso o cartera.

El administrador del sistema puede activar y desactivar las tarjetas cómodamente y atendiendo a las necesidades del acceso.

Alta seguridad. Reconoce al usuario por su huella, única e irrepetible.

Un lector capacitivo identifica a cada usuario mediante su huella dactilar, permitiéndole o denegándole el acceso según esté dado de alta o no en el sistema.

Dado que las huellas dactilares son únicas e irrepetibles en cada persona, el nivel de seguridad de este control de accesos autónomo es muy alto.

El lector incluye un lector de proximidad para aquellos casos en los que la huella no es reconocible.

El administrador del equipo puede modificar altas y bajas fácilmente según sus necesidades.

Para acceso a garajes.

La radiofrecuencia es la tecnología empleada mayoritariamente para los accesos a garajes ya que permite mantener una gran distancia entre el identificador (que en este caso es un mando a distancia) y el receptor.

Para grandes instalaciones con diferentes accesos y necesidades avanzadas.

Los equipos centralizados permiten gestionar instalaciones medianas y grandes con múltiples accesos, permitiendo el uso de funciones avanzadas tales como seguridad anti-retorno, limitación de aforo o restricciones por grupos o por horarios.

Tienen gran capacidad (controlan a un gran número de usuarios) y permiten hacer un registro de incidencias que puede ser consultado posteriormente para controles laborales o de seguridad.

Permite integrar, junto al control de accesos, servicios adicionales como intercomunicación, alarmas o automatismos.

Gestión de instalaciones comunitarias simplificada

El sistema AXESKEY permite gestionar tanto emisores de 868MHz, como tarjetas y llaveros de proximidad de 13.56Mhz AXESKEY.

Asimismo, permiten dar altas/bajas colectivas o individuales de forma manual o remota sin necesidad de tener que desplazarse a la instalación.

Toda la gama AXESKEY permite conectarse directamente al PC mediante el KIT PROGRAMACIÓN RF-PROX USERPLUS y poder así tener un control de las instalaciones.

Para instalaciones tanto centralizadas como distribuidas

El sistema de Control de Accesos IP_AXES permite resolver instalaciones tanto centralizadas como distribuidas gracias a la controladora central IP_AXES 1/2 que permite la conexión de hasta 42 lectores con protocolos S-BUS, WIEGAND, Clock&Data, con una misma dirección IP integrada en el equipo.