Noticias

¿Cuánto cuesta instalar un videoportero en un gran edificio?

7 de diciembre de 2016

El coste de instalar un sistema de videoportero en un gran edificio no supera el 0,2% del gasto total de la construcción. Desde el punto de vista del constructor, el precio y la estética son los dos principales puntos a considerar. Hasta hace unos años el precio no jugaba un rol tan determinante, sin embargo ese factor ha cambiado debido a la creciente aceptación de los productos asiáticos.

“La instalación de videoporteros no supera el 0,2% del coste total de un gran edificio.”

 

Decantarse por un portero o por un videoportero para su instalación en un gran edificio es una decisión importante. Sin embargo, en ocasiones se comete el error de considerar solo el precio, sin tener en cuenta todas las variantes que entran en juego. El desembolso que supone la instalación de un videoportero, cuando hablamos de una inversión tan elevada como la que se realiza cuando se construye un gran edificio, es relativamente baja. Sobre todo, en comparación con las ventajas que ofrece.

 

El videoportero como inversión en seguridad

Una de las grandes diferencias entre ambos sistemas es que con un videoportero tenemos la completa seguridad de que sabemos con quién estamos hablando y a quién damos acceso a nuestra vivienda. El portero tradicional obliga a orientarse por la voz y puede dar lugar a equívocos e incluso a situaciones comprometidas.

Por otra parte, el sistema de comunicación que elijamos también trasladará una imagen u otra sobre la edificación. El videoportero es un elemento visible y que sirve de referencia para el comprador sobre las calidades del edificio. Un videoportero ayuda al potencial comprador a pensar que el edificio está realizado con un estándar óptimo de calidades. Por el contrario, un teléfono invita a pensar que es una construcción económica y que también pueden haberse visto recortadas otras partidas importantes del edificio.

“El videoportero es un elemento visible que sirve de referencia para el comprador sobre las calidades del edificio.”

 

La valoración del usuario final sobre el uso de un videoportero es siempre muy positiva, puesto que la seguridad que proporciona a la comunidad es ampliamente reconocida. Los mayores que viven solos, por ejemplo, agradecen tener la certeza de saber quién les llama, y es también un elemento de seguridad para el caso de niños que puedan atender al videoportero. La satisfacción es tan alta, que todo aquel que ha disfrutado de un videoportero anteriormente desea volver a contar con uno.

 

 

¿Por qué el sistema Duox ofrece las mayores ventajas de instalación?

La tecnología DUOX by Fermax, el primer sistema completamente digital en dos hilos no polarizados, no solo va un paso más allá en prestaciones profesionales, simplificando la instalación del sistema, ya que además cuenta con la ventaja de que no es necesario realizar la misma instalación en todos los edificios. Con DUOX es posible decantarse por un portero o por un videoportero en la misma instalación. Eso supone una gran flexibilidad y una ventaja competitiva.

Aunque el videoportero supone una gasto mayor en la construcción de un edificio, debemos de tener en cuenta de que se trata de una inversión en seguridad para el cliente final, además de transmitir mejor imagen de marca de la empresa constructora. Un videoportero es un elemento básico de seguridad y testigo de las calidades que se han empleado en el edificio.

De cualquier modo, con DUOX by Fermax, ya no es necesario decantarse por una instalación de portero o videoportero para todo el edificio. En cada apartamento, es posible decidir de manera individual o dejar al comprador final tomar una decisión sobre el sistema de comunicación de la vivienda.

Contacto Ayuda Fermax