Noticias

Control de accesos en viviendas: ¿Realmente es necesario?

2 de noviembre de 2016

Estamos habituados a ver en nuestro día a día sistemas de control de accesos en oficinas o en edificios dedicados a servicios, como en los gimnasios. Pero cada vez más nos encontramos con estos sistemas en viviendas, edificios residenciales, urbanizaciones y garajes. ¿La razón? Este tipo de sistemas pueden mejorar considerablemente la seguridad de las personas y también reducir los costes de una comunidad de vecinos. ¿Qué ventajas tiene el control de acceso y por qué cada vez son más habituales estos sistemas en edificios residenciales?

No más llaves perdidas

Prescindir de un sistema de control de accesos en grandes construcciones residenciales puede convertirse en una amenaza para la seguridad. ¿Qué sucede por ejemplo cuando un vecino pierde sus llaves? La seguridad del complejo podría verse comprometida. Mientras que en un sistema tradicional de llaves tendríamos que cambiar la totalidad de las cerraduras para preservar la invulnerabilidad del inmueble, con un sistema de control de accesos la situación es mucho más fácil de resolver.

“Los sistemas de control de accesos pueden mejorar la seguridad de las personas y también reducir los costes de una comunidad de vecinos.”

En algunos de estos sistemas, el usuario no necesita ningún dispositivo para entrar al edificio, por lo que no es posible perder una llave que ponga en jaque la seguridad vecinal. En otros casos, los usuarios pueden acceder al edificio simplemente acercando una tarjeta o un llavero electrónico al terminal de control de accesos. En esta situación, la pérdida del identificador tampoco supone ningún problema, ya que podemos dar de baja al usuario de forma remota, al igual que hacemos cuando perdemos la tarjeta de crédito.


Mayor control de los trabajadores temporales

¿Sus clientes saben quién entra en su comunidad, edificio o en su hogar? En muchos casos las empresas como las comunidades de vecinos tienen que dar acceso a una gran cantidad de empleados ocasionales, como por ejemplo empleados de mantenimiento o trabajadores de una obra temporal.


Gracias a los controles de accesos, podemos vigilar la entrada del personal eventual a un edificio o una comunidad.
El sistema nos permitirá limitar su ingreso a ciertos días u horas y revocar el acceso cuando el empleado haya terminado su labor en el edificio. Esta es la forma más segura de evitar que las personas a las que confiamos nuestras llaves las dupliquen y accedan a nuestro hogar sin autorización.


“El control de accesos nos permitirá limitar el ingreso del personal eventual y revocar el acceso cuando el empleado haya terminado su labor en el edificio.”

 

Control de las zonas comunes

Este tipo de sistemas tienen una gran utilidad en edificios que cuentan con zonas comunes. Gracias a un sistema de control de accesos, podemos restringir el horario en el que los vecinos pueden utilizar las instalaciones compartidas. El uso de una piscina comunitaria, un patio, un terrado o cualquier zona común puede ser delimitado a un horario en el que no se moleste al resto del vecindario. Programando los accesos, nos aseguramos de que ningún vecino pueda acceder a las instalaciones fuera del horario establecido.

“Gracias a un sistema de control de accesos, podemos restringir el horario en el que los vecinos pueden utilizar las instalaciones compartidas.”

 

Seguridad ante emergencias
En caso de emergencia, ¿no sería estupendo que pudiéramos abrir todas las puertas comunes de nuestro edificio con un solo gesto? Gracias a algunos sistemas de control de acceso esto es posible. Ya que podemos conectar todas las puertas mediante un sistema interno que las comunica.


“Gracias a algunos sistemas de control de acceso podemos abrir todas las puertas comunes de un edificio en caso de emergencia”
 

Por otra parte, en las instalaciones de abrepuertas de funcionamiento invertido, las puertas permanecen cerradas gracias a la corriente continua que reciben. En momentos de emergencia, las puertas dejan de recibir tensión y se abren. De esta forma, favorecemos una mayor seguridad de todos los usuarios del inmueble en caso de que suceda una emergencia.

Cada día es más habitual que nos encontremos con sistemas de control de accesos en edificios residenciales. Estos sistemas tienen muchas ventajas en comparación a las cerraduras tradicionales, por lo que cada vez más, los clientes exigirán este tipo de soluciones que significan una atractiva oportunidad de crecimiento para el sector de la seguridad. ¿Quieres aprender a realizar este tipo de instalaciones? Iníciate en el control de accesos con nuestro nuevo ebook.

New Call-to-action